Pornografía en menores


Aunque encontramos factores no negativos en el consumo de pornografía como la disminución de estrés, permitir la auto exploración ente otros, se han identificado afectaciones en la salud mental de los menores de edad. Se identifica que el consumo de pornografía por parte de menores de edad puede llevar a una conducta sexualizada problemática como una iniciación temprana de actividad sexual, además genera una expectativa poco realista, puede también integrar conductas sexuales de riesgo, poco cuidado, conductas de agresión sexual, distorsión en los roles de genero y/o objetivación de la mujer.






Además de las anteriores afectaciones, el consumo de porno en menores afecta su desarrollo neuropsicológico, su funcionamiento sexual e incluso genera una conducta de adicción al sexo debido a que se encuentran en una fase de evolución física, socio emocional y cognitiva. Ya que sus habilidades de procesamiento aún no se encuentran terminadas y les cuesta trabajo diferenciar la ficción de la realidad.


El consumo de pornografía tanto como para menores como para adultos resulta bastante asequible en la actualidad debido al Internet por lo que en el caso de niños niñas y adolescentes puede convertirse en su acceso a una educación sexual donde empiezan a imitar las acciones que ven y las cuales se encuentran distantes de la realidad.


Generalmente los menores buscan ocultar el consumo de pornografía de sus padres o tutores eliminando el historial de navegación, minimizando el navegador cuando se encuentran cerca o utilizando el móvil lejos ya que este permite su uso en cualquier lugar. Cada vez se da un acceso más fácil a la tecnología y con ello un consumo a menor edad lo que vuelve ineludible el control de esta.


El cuidado de nuestros hijos frente a la tecnología es imperativo en la actualidad ya que esta avanza día a día y cada vez identificamos una mayor cantidad de daños que esta puede generar, por lo que debemos adquirir todas las herramientas necesarias en pro de su cuidado. En Internet podemos encontrar bastantes herramientas positivas siempre y cuando hagamos un uso adecuado y responsable de este y enseñemos a nuestros hijos la forma de darle un buen uso. Entre estas herramientas podemos encontrar a Guardiankids que actúa como un monitor parental enviándonos una alerta cuando nuestros hijos accedan a material sexualmente explícito permitiéndonos tomar acciones oportunas frente a esta situación.


GuardianKids cuenta con una línea gratuita de apoyo psicológico, donde expertos te brindaran orientación en la situación que te encuentres; estamos a una llamada de distancia.

+57 310 6060417

LÍNEA DE APOYO PSICOLÓGICO (sin costo)

Atención de Lunes a Viernes de 8:00 am a 7:00 pm

2 visualizaciones