Las características que debe tener una mujer emprendedora líder

¿Cuáles son las características que debe tener una mujer emprendedora líder y con cuáles te identificas?


Hay tres características que considero debe tener toda mujer emprendedora y líder, que he encontrado en personas inspiradoras a lo largo de mi vida (ya sea desde altos cargos o desde el anonimato) y que trato de implementar en mi día a día.


#1 Estar màs enamorado del problema que de la soluciòn (tener los pies en la tierra):


Resulta que en 2012 descubrì lo que los japoneses llaman mi IKIGAI (razón de ser) còmo voluntaria en una fundaciòn (que probablemente algunos conozcan por una pegajosa canciòn de Village People) llamada YMCA, este momento determinará las decisiones que he tomado a nivel profesional hasta el dìa de hoy encaminadas a trabajar en pro del cierre de brechas sociales especialmentes desde el sector de educaciòn, cultura y emprendimiento.


En este camino he tenido la fortuna de encontrarme y además trabajar con mujeres tan apasionadas por solucionar un problema con el que se encontraron en un momento de su vida, que han basado sus esfuerzos e intereses profesionales en ayudar a resolverlo, son mujeres que reflejan una gran entrega y pasiòn, pensar en ellas me llena de mucha esperanza. Su principal interés no es el prestigio o la posición social, aunque esto les viene por añadidura como resultado de la gran labor que hacen. Tratan de no aparecer demasiado (de no ser el centro) y cuando lo hacen buscan aumentar el impacto de sus organizaciones, hablan de sus equipos, de las personas que las han inspirado y del camino que hay por recorrer.


Creo que esta cualidad está directamente relacionada con la humildad, con ‘no comerse el cuento’, y es la puerta de entrada a la segunda que voy a mencionar: Construir colectivamente- liderar con otros/as. Estar màs enamorado del problema que de la soluciòn, hace que siempre estemos abiertos al aprendizaje, pensando còmo podemos hacerlo mejor y en pro de esto rode

arnos de los mejores para lograr los objetivos de la organizaciòn, ver al que sabe màs còmo un aliado y/o un maestro, no còmo una amenaza y abrir camino para otros.


#2 Construir colectivamente (liderar con otros/as):



Una de las experiencias que me ha dejado más claro la importancia de esta cualidad la viví en 2018 cuando tuve la oportunidad de ser invitada al Ventures Summit, uno de los eventos más importantes en Colombia para empresarios, inversionistas y emprendedores. Esto porque para ese momento hacìa parte de Diseña Tu Paìs un proyecto en el que diseñamos soluciones para algun


as de las problemáticas màs apremiantes de Colombia a travès de propuestas de emprendimiento social, con la guìa de Bill Burnet (director de la escuela de diseño de la Universidad de Stanford) y dictamos talleres de innovaciòn social para emprendedores de latinoamérica.


El evento tenía un formato de salas de conversación al que las personas se inscribían previamente según su área y sector de interés, pero por alguna razón (la intuición que llaman) con una compañera del proyecto, decidimos entrar a una sala que no estaba en la agenda. Una vez dentro nos dimos cuenta que era un espacio creado espontáneamente por algunas empresarias para


reunir a mujeres que estaban en el evento, que cada una contara su historia y encontrar puntos en común o de discusión con algunas preguntas detonantes. En la ronda de presentaciòn me dì cuenta que habían miembros de juntas directivas de organizaciones importantes en el país y la región, con unas historias de liderazgo increíbles y tambièn que yo era la más joven de la sala (para ese momento tenía 19 años).


Debo confesar que sentì algo de 'síndrome del impostor', si bien ya tenía un camino de liderazgo en el sector social y “espíritu emprendedor”, no había enfrentado los retos de estas mujeres: Ser la única mujer en la junta directiva de su empresa, balancear la vida entre ser madre, esposa y líder, o brechas de género que yo por fortuna no habìa tenido que enfrentar; en ese momento pude reconocer mi lugar de privilegio y el camino que ellas, sin conocerme habìan abierto para mi, “Somos enanos caminando en hombros de gigantes”. Gracias a este encuentro de más o menos 30 mujeres se conformó un colectivo llamado Women Founders que hoy reúne a 100 mujeres increíbles que son fundadoras o líderes de empresas y que nació de la audacia de Sandra Rubio, Carolina Chacòn y Carolina Duran, entre otras empresarias.


Años màs tarde en 2020 me gradué còmo primera profesional de mi familia gracias a la beca de Ser Pilo Paga con el firme propósito de seguir apoyando el crecimiento exponencial de empresas y organizaciones con alma (cómo me gusta llamar a las organizaciones en el sector de triple impacto) especialmente en el sector de cultura y educaciòn y de abrir camino para otros con todo el potencial para hacer de este mundo un lugar mejor. Hoy en día sé que cuento con una red en la que compartimos oportunidades, opiniones, nos hacemos porras… que apoya mi crecimiento personal y el de las organizaciones de las que hago parte y que me ha permitido compartir espacios a los que hubiera sido más difícil llegar caminando sola.


Muchas veces no sabemos a dónde pueden llegar las semillas que sembramos. Compartir el capital sociocultural y crear redes de apoyo, tiene un potencial inmenso sobre todo en un país como Colombia marcado por tantas brechas sociales y techos de cristal. Quiero extenderle la invitación a crear espacios de conexión (o no dejar de hacerlo) en su entorno personal, pero además en sus organizaciones, construir una cultura organizacional en la que todos se sientan valiosos, aportantes y tengan la oportunidad de crecer y hacer crecer a su organización (les recomiendo el libro ‘Crecer con Audacia’ de Josè Alberto Velez Ex CEO de Argos).



#3 buscar el equilibrio:


Oigan, no todo es trabajo, creo que hoy en dìa las mujeres tenemos una presiòn muy grande por realizarnos profesionalmente, pero he aprendido que cualquier triunfo a nivel profesional, asì impacte a miles de personas, sino està acompañado de salud mental, tiempo de calidad con los que amas y tiempo para tì, es perdido. Así la meta sea ayudar a muchos o tener un bienestar económico, creo que antes de ser líder de una organización debemos ser líderes de nosotros mismos. En mi vida han habido momentos en los que he tenido jornadas de trabajo de 20 horas, he pasado por ataques de ansiedad, me he comido el cuento y he perdido el foco, y puedo decirles que no hay nada màs productivo o que te haga sentir màs exitoso que tener una vida equilibrada.

Hoy en día esta es una meta en la que trabajo a diario, que me ha permitido fortalecer mi relación con Dios, conmigo misma, con mi familia, amigos, y si, ser más productiva. Mi amiga, coach y emprendedora Rebecca Kronick también me ha ayudado mucho, en este proceso (les invito a seguir su página: https://rebeccakronick.com). Creo que no podemos creernos todo lo que el mundo nos dice que es la realizaciòn, debemos estar tan seguros de nosotros mismos, de lo valiosos que somos, que lo que hagamos no sea por llenar un vacìo, o por busca validación, sino de corazòn, por que nos llena, porque sentimos que es lo que podemos aportar al mundo, asì impacte a una o a muchas vidas. La invitación (y nota personal para mi) es que sea cual sea tu meta es importante disfrutar de el camino, escribir despacio y con buena letra, deseo que estés sano, en paz y feliz.


Además está comprobado que las empresas màs sanas y felices son màs productivas, un gran ejemplo de esto es Comfama, una organizaciòn en la que tuve la oportunidad hacer parte del equipo coordinador del Centro cultural Claustro Comfama en 2019, y darme cuenta que gran parte de su éxito se debe a promover una cultura organizacional saludable entre sus empleados. Ya sea que líderes o hagas parte de una empresa que ya logrò punto de equilibrio o que estè en fase inicial me gustarìa invitarte a realizar acciones (grandes o pequeñas) que promuevan y cultiven el equilibrio y el bienestar en tus empleados o personas de tu entorno laboral, a reconocerlos a ellos y a sus familias como tu prioridad y comprobar los resultados.




Escrito por: Elizabeth Valentica


-Miembro de la Dirección de Cooperación Internacional de la Filarmónica de Medellìn.

-Directora Ejecutiva de OutOwn Colombia.

-Coordinadora de operaciones de Mentors 4U Colombia.

-Mentora de emprendedores en Latinoamérica.

-Asesora en medición de impacto, gestión y formulación de proyectos.




27 visualizaciones