Banderas de una mujer en emprendimientos


Ser mujer y apostarle a trabajar en emprendimientos como carrera profesional me ha dado la mayor satisfacción de la vida, de eso no tengo duda. Hace unos días, y antes, de hacer un nuevo “salto de fe” en otro país y en una nueva startup, tuve una charla con amigos de diferentes perfiles, e historia personales, todos coincidiendo en la importancia de sentar en la mesa hombres y mujeres por igual, o proporcionadamente. Y a pesar de estar de acuerdo, me senté a reflexionar que ha significado esta idea realmente en mi vida profesional, ¿siquiera es real?¿la he promovido al liderar en emprendimientos?


Bueno, revisando los últimos años de trabajo en emprendimientos en diferentes etapas de crecimiento, he podido enfocar mi reflexión en dos puntos: el primero, SI es verdad, los emprendimientos latinoamericanos hablan y actúan sobre la idea de diversidad; es bien sabido que la mayoría de estos han tomado una bandera de lograr -porcentualmente- la igualdad de participación de hombres y mujeres en los diferentes roles de la compañía; como reclutadora, y líder de people/HR, la conversación alrededor de asegurar que mujeres participarán en procesos de selección siempre estuvo en el top of mind de todos, es más para dar un ejemplo, en alguna empresa una de las generaciones de practicantes de las diferentes áreas de tecnología fueron en su mayoría mujeres, me sentí extremadamente orgullosa de ver mujeres developers, analistas BI y de data, campos donde siempre predomina el sexo masculino.


Claro está, que si hacemos un double-click el panorama se complica un poco, pues esta paridad es menor porcentualmente del lado de las mujeres a medida que se escala en los niveles jerárquicos de la compañía. Y es sobre este punto la primera bandera que las mujeres en roles de liderazgo deberíamos ondear, pues en ambientes como el emprendimiento es nuestro derecho y deber incentivar que en la mesa donde se toman las decisiones haya mas de una mujer presente. Porque si estamos proponiendo revolucionar el mundo, la realidad, o un sistema, la opinión de todos es imprescindible; no solo es victorear cuando una analista sube a líder, también se trata de incentivar que más mujeres tengan la oportunidad de emprender, de crecer, de seguir opinando en la mesa.


Y por lo tanto, la segunda bandera que les invito a ondear cuando somos líderes en emprendimientos, es la de construir espacios de confianza para todas, en mi caso en cada oportunidad laboral dedico parte de mi esfuerzo a construir equipos de mujeres predominantemente, la razón principal es que desde mi silla puedo darle voz a ellas, y aún mas importante apoyarlas y “exigirles” usen su voz en el ámbito laboral. Hoy me siento agradecida y honrada por aquellas que han crecido y han reconocido la diferencia de que una líder les diera voz donde parecían no tenerla.


Ahora bien, mi consejo a cada mujer en emprendimiento es que elijan aquellas banderas que saben van a poder promover desde su historia, sus creencias, y desde sus roles de liderazgo. Nunca olviden el valor de estar todas juntas en la mesa. Y recuerden los emprendimientos se han vuelto una tarima para las causas que nos mueven como sociedad, así que, ¿cuál es su aporte a sus pares mujeres?.



Daniela Rodriguez, Head of people at Morgana




22 visualizaciones