Revisando el costeo y actualizándolo periódicamente es posible comprender nuestra utilidad real

Recomendaciones para costear productos






1. Establecer valores exactos de costos directos: calcular el valor de las materias primas, mano de obra, empaque, transporte.

Como ejemplo, en el costeo de un paquete de flor de jamaica seco para hacer infusiones calientes, estos serían los costos directos


a. Los supuestos de este ejemplo son:

· Tamaño de la siembra: 1 hectárea

· 4.222 bolsas por 1 hectárea

· La tierra es propia, pero se paga un alquiler para reinvertir este dinero en mejorarla

· 1 cosecha anual (9 meses entre preparación y cosecha)

· Rendimiento 1 he: 1.000 kilos materia seca

· Valor de la hora de trabajo: $8.929 COP

· No hay maquinarias propias, se alquilan servicios (transporte, secado)

· Con la experiencia que se tiene se calcula que habrá un 5% del producto que no se puede usar y con la producción neta

Con estos supuestos se establece que se puede producir 4.222 bolsas cada una $9.009 pesos.


2. Gastos administrativos:

Corresponden a todos los gastos que no se encuentran relacionados directamente con la producción del bien o servicio.

“El Excel lo aguanta todo”. La clave se encuentra en los supuestos que se usan para hacer los cálculos en especial la distribución de los gastos administrativos.

En este ejemplo vamos a tomar el valor anual de todos los gastos administrativos y se dividirán entre la producción anual de bolsas de flor de jamaica. $4.618 pesos es el valor de gastos administrativos por cada bolsa de flor de jamaica de 225 gramos.



Nota 1: algunos ejemplos de otros gastos administrativos:


Otros asuntos que pueden encontrarse en gastos

Pago de préstamos

Pago de arriendo o compra de maquinaria

Arriendo de oficina

Pago de servicios públicos


Nota 2: para otros productos donde hay más de una producción anual se pueden tomar los gastos administrativos mensuales y se pueden dividir:

a. por el número de unidades producidas al mes

b. proporcionalmente de acuerdo con valor del producto, es decir entre más vale el producto se asigna un mayor valor de los gastos administrativos.


3. Suma de costos y gastos administrativos

Este es el momento de unir los cálculos realizados anteriormente e incluir en este caso el empaque final y el transporte a cliente final:




Recordar siempre: poner todos los costos y gastos en una misma unidad. Ejemplo: si voy a hacer 20 galletas, todos los ingredientes que uso y el tiempo deben estar ajustados para las 20 galletas. En este ejemplo es para 1 bolsa de flor de jamaica.


4. Utilidad

La utilidad se puede establecer teniendo en cuenta el valor de artículos similares en el mercado, si el cliente estará dispuesto a pagar por un mayor precio de acuerdo con el diferenciador en calidad y/o empaque del producto, el valor que se necesita reinvertir en el negocio y la utilidad promedio de la industria en la que te encuentras.

Lo más importante es que tengas una justificación para los supuestos usados para calcular la utilidad.

Dentro de la utilidad puedes adicionar el valor de los impuestos, por ejemplo 60% de utilidad asumiendo que debes pagar 30% de impuestos. Personalmente me gusta poner los impuestos aparte.




5. Precio

Finalmente, establecer con investigación de mercado y vendiendo con diferentes precios cuál es el precio que los clientes pagarán por tu producto.

En nuestro ejemplo el valor se encuentra por encima del precio promedio, pero nuestro diferenciador además del empaque será la calidad del producto y el mejoramiento de salarios de los productores.




Carolina Ibarra Castañeda, fundadora de Pómpano www.pompano.com.co

24 visualizaciones