Me siento culpable por ser mamá...


Soy mamá de 3: Brisa de 4 años, Valentino de 3 meses y mi Startup, miTribbu que hace un poco más de 1 mes volvió a nacer...


Amo a todos mis bebés pero, cada vez que me dicen de reunirnos un martes a las 5pm o un sábado a las 10am, me viene una ráfaga de culpabilidad, soy una mamá emprendedora, una mamá tratando de construir una gran Startup, pero al final de cuentas todo se reduce a eso: soy mamá.


No sé cuántas reuniones deban postergar los hombres para estar con sus hijos, pero la realidad es que, aunque mi esposo esté al lado de los míos, ellos van a estar, en un momento u

otro, pidiendo a mamá y yo también quiero (necesito)

tener ese tiempo para ellos.


Brisa, mi hija de 4 años, va al jardín de 8am a 3pm; Cuando llega quiero poder disfrutarla, hablar con ella y acompañarla en esas pocas horas del día que nos quedan, sin embargo, cada vez que debo pedirle a un mentor, un colega o un posible inversor que necesito programar mis reuniones mientras mi hija está en el jardín para poder darles toda mi atención casi que puedo sentir unos ojos blanqueándose al otro lado de la pantalla, siempre preguntándome si esa persona tendrá hijos, si me juzgará por tomar esa decisión o, si por el contrario, podrá entenderme y respetarme por ser fiel a mi rol de madre;

Lo que esa persona no sabe es que después de dormirlos me siento nuevamente en la mesa para continuar con las tareas que me demanda mi rol de emprendedor, tampoco sabe que mientras amamanto a mi bebé de 3 meses trabajo en el celular, ni qué cocino mientras escucho los pódcast de #thefryeshow.


Realmente creo que hombres y mujeres tienen las mismas capacidades pero, en definitiva, no creo en la igualdad de condiciones una vez que esa mujer se ha convertido también en mamá o, al menos, no es mi caso.


Durante mi embarazo vi de cerca cómo emprendedores hombres esperaban con ansias la llegada de sus hijos: desde su escritorio mientras crecía su Startup y la barriga de su mujer, mientras yo esperaba la llegada de mi hijo entre cansancio, dolores y náuseas; De hecho, tras varios meses de trabajo tuve que poner en pausa el plan de lanzamiento de mi Startup pero, cuando me preguntan porque desde agosto hubo tan pocos avances, no me atrevo a decir "porque estaba embarazada" pues creo que lo van a ver como una debilidad y es que ninguno de esos manes va a entender que no puedes construir una Startup para impactar a miles de vidas mientras vomitas todo el día por la vida que crece dentro de ti 🙄


Sé que parecen quejas pero lo escribo como desahogo y como motivación porque, aunque del otro lado de la pantalla tal vez no entiendan el porqué de mi decisión, estoy segura de que mis hijos van a valorar que su mamá les da el tiempo y el amor que necesitan.


Si, mi Startup también es mi bebé, pero todos mis bebés merecen mi atención y dedicación así que mientras escribo esto decido no sentir culpa por ser lo que soy: una MAMÁ FUNDADORA. Así. En ese orden.



Escrito por: Diana Duque

CEO miTribbu

51 visualizaciones